Sobre los “premios” de jubilación (mi modesto homenaje a Maricarmen Puerta)

El jueves hacemos un homenaje de despedida a Maricarmen Puerta. Toda una vida profesional dedicada a la UAM. Si hoy somos una universidad de investigación, en parte se lo debemos a la dedicación, más allá de lo exigible, de Maricarmen y las demás personas que están o han pasado por el servicio de investigación. Maricarmen siempre ha estado cuando la he necesitado. No sólo en todos mis proyectos de investigación, sino también cuando me han correspondido tareas de gobierno en la UAM. La última vez, hace apenas dos meses, cuando le pedí a Maricarmen (y a Sol) que organizaran un curso breve sobre gestión de proyectos de investigación para las gestoras de mi Departamento.

Ahora tocaría que Maricarmen, como los demás jubilandos de la UAM, recibiera su “premio” de jubilación. Pero no va a ser así, al menos no inmediatamente. Porque hay problemas jurídicos por medio. Pero siendo el Derecho precisamente mi ámbito académico, he asumido con Maricarmen, y con otros de nuestros jubilandos, el compromiso de remover los obstáculos legales para que, a ser posible el próximo año, podamos retomar el pago de los “premios” de jubilación. Os cuento cómo está la situación y hasta dónde he llegado por ahora.

En 2005, a través del II Acuerdo sobre las Condiciones de Trabajo del Personal de Administración y Servicios Funcionario de las Universidades Públicas de las Comunidad de Madrid, la UAM se obligó al abono de un “premio” de jubilación para los funcionarios con más de diez años de antigüedad reconocida. El pago efectivo de este “premio” quedó en suspenso a partir de 2013, por prohibición expresa de las distintas leyes anuales de presupuestos de la Comunidad desde de ese año.

A partir de varias resoluciones denegatorias por parte de la UAM, el pago del “premio” devino una cuestión litigiosa. Aunque las sentencias de los Juzgados de lo Contencioso-administrativo de Madrid no son enteramente uniformes, el criterio crecientemente generalizado de los Juzgados consiste en considerar que mientras la ley anual de presupuestos prohíba expresamente el pago del “premio” de jubilación, no procede su abono por la UAM. Así resulta de una sentencia de 14 de diciembre de 2015, del Juzgado de lo Contencioso-administrativo núm. 24 de Madrid, y de otra posterior sentencia de 21 de enero de 2016, del Juzgado núm. 6. En ambas es relevante la referencia expresa a que “con independencia de cuál sea la naturaleza retributiva o indemnizatoria de dicho premio, lo cierto es que es un beneficio social, contemplado como tal dentro del capítulo dedicado a los Beneficios Sociales, y como tal, su abono ha quedado suspendido”.

Consultado el proyecto de ley presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2017, resulta que de nuevo su artículo vuelve a prohibir, para 2017, el abono del premio de jubilación.

A mi juicio no hay duda alguna de que la UAM debe hacer lo posible por cumplir con las obligaciones asumidas en el II Acuerdo sobre las Condiciones de Trabajo. Y también está claro que, una vez que desaparezca la prohibición legal, la UAM estará obligada al pago de todos los premios devengados y no satisfechos desde 2013. Ahora bien, el cumplimiento por la UAM de sus obligaciones convencionales no puede hacerse contra la prohibición expresa de la ley de presupuestos. Por eso, estando en tramitación parlamentaria el proyecto de ley de presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2017, he iniciado una ronda de entrevistas con los distintos grupos parlamentarios en la Asamblea de Madrid para promover una enmienda de supresión del art. 21 del proyecto de Ley de Presupuestos, precepto que expresamente prohíbe el pago. La primera entrevista ha tenido lugar el pasado 17 de abril con el diputado del grupo parlamentario socialista Juan Lobato Gandarias (Viceportavoz de la Comisión de Estudio de la Deuda de la Comunidad de Madrid), seguida de otra, el 20 de abril, con la diputada Susana Solís Pérez (Grupo Parlamentario de Ciudadanos). En ambos he encontrado receptividad para tramitar la reforma legal comentada. Esto no será posible en el presupuesto de 2017, pues ya ha concluido el trámite de enmiendas. Pero, por sugerencia de la diputada Susana Solís, sí sería posible incluir la propuesta directamente en el proyecto de ley de presupuestos para 2018, cuya redacción se iniciará en el mes de septiembre. Me he comprometido a volver a la Asamblea en las próximas semanas para detallar los términos de la posible modificación. Dado que la reforma propuesta no supone por sí misma ningún gasto suplementario para la Comunidad de Madrid (pues su pago es con cargo a los presupuestos de la UAM), y dado también que el Gobierno de la Comunidad de Madrid carece de mayoría absoluta en la Asamblea, veo posible que mediante esta iniciativa en 2018 pueda reanudarse ya el pago debido por la UAM a sus empleados. Voy a poner en ello mi empeño. Este compromiso es mi modesto homenaje a Maricarmen Puerta. Y con ella, a todos los han dedicado su vida profesional a hacer de la UAM la mejor universidad del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s